lunes, 29 de junio de 2015

Accidente Samaná deja un gran vacío familia perdió 4 miembros



Santo Domingo. 29/06/15. Ahogados en llanto y entre sollozos la familia Jiménez Pérez pasó ayer el día más “amargo” de su vida: sepultar a cuatro de sus miembros y un vecino de estos, que murieron trágicamente el pasado sábado en un accidente automovilístico en la carretera de Samaná.

Se trató de Valentín Jiménez, de 75 años de edad; su hijo Félix (Jochy) Jiménez, de 42; la esposa de este, Gloria Aguiar, de 46, y Nicole, de 8 años, una de dos hijas procreadas por ambos en 19 años de matrimonio.

La última víctima, quien fue identificado como Umildo Encarnación, vecino de Jochy en Los Guaricanos, era velado en su natal de San José de Ocoa.

Drama familiar

“Ay mi papá, mi papá, mi hermano, Gloria… y Nicole, porqué te fuiste tan chiquita”, gritaba desconsolada Belkis, en la capilla B de la funeraria Municipal Los Girasoles, quien era hija de Valentín y la hoy viuda Mercedes Pérez.

Allí, rodeados de familiares y compañeros de la iglesia Asamblea de Dios Tabernáculos de Alabanzas de Los Girasoles, a la que pertenecían Jochy y Gloria, recibían las condolencias la viuda Mercedes Pérez y los ocho hermanos de Jochy junto a familiares de Gloria. Los presentes no podían contener las lágrimas ante el triste drama por el que atravesaba esa familia.

Las víctimas fueron definidas de muy queridas y ejemplares, especialmente Jochy, que al igual que su esposa era contador y recién se graduó de abogado. “Se mantenía haciendo juntadera con la familia”, dijo Cinthy Morillo, una pariente que irrumpió en llanto y las lágrimas no la dejaron seguir.

Era el coordinador

Jochy era el líder entre sus hermanos, quienes viven en la Capital, mientras que sus padres permanecían en San Francisco de Macorís, su pueblo de origen.

El fin de semana justamente fue a esa ciudad a buscar a don Valentín junto con los demás acompañantes para consensuar sobre una terapia que requiere su madre Mercedes, quien sufrió un derrame cerebral y vino de allá hace un par semanas. “Él siempre quería que lo que se hacía en la familia fuera bajo el acuerdo de todos”, comentó Francisco Jiménez, hermano de Jochy, quien lo calificó como uno de sus mejores hermanos.

Cargado de comida

El carro en que viajaban, que chocó con una jepeeta, lo traía lleno de arroz y otras provisiones para garantizarle a su madre la tranquilidad necesaria durante su estadía aquí, deseo que no pudo materializar por irse a destiempo.

En cambio, Gloria era alegre, emprendedora, muy servicial, dedicada a sus hijas, cristiana y con muchos deseos de progresar, según Gabriel Aguiar, primo de esta.

E se fue uno de los tantos testimonios que se repetían entre amigos y allegados de las víctimas.

El vecino y amigo de Jochy, quienes eran compañeros de mucho tiempo, fue a conocer el poblado de Los Guaraguaos en San Francisco de Macorís, sin saber que ese era su primer y último viaje de placer a ese lugar que iba a realizar.

Concesionaria defiende vía

Autopistas del Nordeste, concesionaria de la autopista Juan Pablo II, que va a Samaná, aseguró ayer que esa vía reúne estándares superiores de seguridad y mantenimiento, como garantía para sus usuarios.

En un comunicado, la empresa ratifica su compromiso de mantener esos niveles en la seguridad de la carretera, y al mismo tiempo reitera su exhortación a los conductores para que se desplacen por la vía con prudencia y moderación.

La firma expresó su pesar por el accidente que este sábado cobró varias vidas en el kilómetro 55 de la vía.

Aseguró que en la carretera a Samaná hay señalización horizontal y vertical adecuada, así como reductores de velocidad y radares inteligentes en puntos estratégicos, parqueaderos marginales y asistencia vial para emergencias 24 horas.






De: El Dia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario