sábado, 27 de junio de 2015

Los delincuentes riéndose...



República Dominicana. 27/06/15. No hay dudas de que jueces, fiscales y policías no van a ponerse de acuerdo nunca para enfrentar el crimen, haciendo cada cual su papel de forma coordinada.

Viven en permanente querella, en queja constante, y los delincuentes, contentos, aprovechan esos descuidos y evidentes displicencias. ¿Qué hacer? Lenín diría que dar un paso atrás y después dos hacia delante.


Por ejemplo, los fiscales debieran preguntar a los jueces qué es lo que necesitan para cumplir su función con eficiencia, y conocido ese qué, informarlo a los policías.

No se trataría de un gobierno de jueces, pero sí dar fin a ese jueguito que saca a todos de casillas al ver cómo el trabajo de los policías se consume en una risotada de los malvados en los tribunales.

Está bueno ya de lamentaciones, que ni siquiera se tiene un muro para llorar, como sucede ahora con las víctimas mortales del robo de celulares.

Los policías se lavan las manos, los fiscales por igual, y de los jueces no se diga, pues desde los tiempos de Pilatos tienen una ponchera de agua cerca y el mismo fallo: "no encuentro culpa en este hombre".





De: Diario Libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario