sábado, 21 de noviembre de 2015

5 Campeones Mundiales de Peso Completo WWE que perdieron el título sin ser derrotados

Entretenimiento. Wwe. 21/11/15. Seth Rollins era el Campeón Mundial de Peso Completo WWE, pero gracias a una lesión de rodilla, su poderoso reinado ha terminado.

Ese es un final amargo para un campeón defensor, pero no es la primera vez que un campeón es quitado de encima de la montaña sin haber sido derrotado.

De hecho, hay un precedente de reinados con el Campeonato Mundial de Peso Completo WWE siendo acabados en Luchas de Triple Amenaza, Fatales a 4 Esquinas o otras luchas únicas sin que los campeones hayan sido los vencidos. Rollins conoce muy bien el primer ejemplo, porque así es como Rollins consiguió el título en primer lugar.

La Bestia Encarnada estaba defendiendo el Campeonato Mundial de Peso Completo WWE ante Roman Reigns de forma autoritaria en WrestleMania 31.

La remontada de Reigns al final del encuentro dejó a La Anomalía ensangrentada y aturdida, aunque El Poder Personificado no estaba mucho mejor.

Entonces apareció Rollins, quien llegó a Suplex City con el contrato de Money in the Bank en la mano, convirtiendo el encuentro en una Lucha de Triple Amenaza y finalmente venciendo a Reigns, el retador, para quitarle el título a Brock, el campeón.

Coincidentemente, esta no ha sido la única vez que esto sucede en WrestleMania porque la misma cosa sucedió el año anterior.

Randy Orton estaba programado para defender el Campeonato Mundial de Peso Completo WWE ante Batista, hasta que un jalón de última hora por parte del Universo WWE metió a Daniel Bryan como el tercer competidor del encuentro.

La Barba, quien había vencido a Triple H en el primer encuentro de la noche, batalló desde abajo contra La Víbora y El Animal – y el resto de La Autoridad – quienes conspiraron para eliminarlo con esquemas de diferentes severidad. Bryan logró la victoria al meter a Batista (quien se había comido un RKO previamente) en la Llave “¡Sí!”.

Si hay algo que brilló más que ese histórico momento, fue la derrota de The Undertaker a manos de Brock Lesnar.

Pero esa no fue la primera vez que El Fenómeno sufrió una derrota sucia. Por ejemplo, esta.

Antes de que hubiera Payback, existía Vengeance, uno de los pago-por-evento originales de WWE, y en la edición del 2002, The Undertaker era el poseedor del entonces conocido como Campeonato WWE.

Enfrentándose al Último Forajido en esta Lucha de Triple Amenaza estaban La Roca & Kurt Angle, y las posibilidades estuvieron en contra del Hombre Muerto, haciendo que saliera perdedor en el encuentro.

Después de un duro combate en el que el residente del Valle de la Muerte fue machacado de Angle, el Campeón de la Gente golpeó al Héroe Olímpico con el Rock Bottom para tomar el título.

A decir verdad, ese fue el patrón en la Attitude Era para el Grandioso, como se evidencia con este encuentro en King of the Ring 2000, donde el Campeonato WWE de Triple H estuvo en juego en una Lucha de Relevos Australianos.

La estipulación era que quien consiguiera la victoria para su equipo sería el nuevo campeón, sin importar quien fuera el eliminado.

El Grandioso, Kane y The Undertaker se enfrentaron a Triple H, Sr. McMahon y Shane McMahon, y si no fuera por los problemas entre Los Hermanos de la Destrucción, Kane hubiera conseguido el título tras el Tombstone que le hizo al Rey de Reyes. El Hombre Muerto detuvo eso y el caos inicio, cosa que La Roca aprovechó para aplicarle el Rock Bottom al Sr. McMahon y ganar el título.

Parece algo muy severo para el CEO, pero los fans de antaño pueden argumentar que se lo merecía, gracias a este encuentro, que no fue promocionado como una Lucha de Triple Amenaza, pero gracias a maniobras detrás del escenario, se reveló que todo estaba arreglado para que el entonces Campeón WWE, Bret Hart, perdiera. 

En la víspera de dejar WWE para irse a WCW, The Hitman estaba defendiendo el título ante Shawn Michaels en Montreal, como parte de la cartelera de Survivor Series 1997, cuando quedó atrapado en el Francotirador. Nada nuevo hasta aquí, excepto que el Sr. McMahon estaba a lado del ring, ordenó que se tocara la campana aunque La Excelencia de la Ejecución no se había rendido, y lo forzó a entregar el campeonato.

La maniobra aseguró que el campeonato seguiría en casa, pero hizo que McMahon se ganara un escupitajo en la cara y u puñetazo.

Sin embargo, también dio inicio a La Attitude Era, y Hart eventualmente tuvo su venganza cuando golpeó al CEO con una silla en WrestleMania 26. Así que, al final, todos ganaron.

De: WWE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario