martes, 3 de noviembre de 2015

Cada vez van menos parientes de difuntos a los cementerios

Santo Domingo. 03/11/15. Las vendedoras de flores, velones, los limpiadores de tumbas y pintores se quedaron esperando ayer más parientes de difuntos en los cementerios de la Máximo Gómez, Cristo Redentor y Cristo Salvador como era costumbre años atrás.

Algunas floristas buscaron dinero prestado para “hacer negocio” el día de los Fieles Difuntos, pero las ventas estuvieron bajas, debido a que la cantidad de personas que acudían a los campos santos se redujo considerablemente.

Algunos lo atribuyen a que la conmemoración fue día laborable, y quienes guardan la tradición de ir a la morada de sus parientes lo hicieron el sábado y el domingo, aunque también esos días hubo poca gente.

“Todos los años esto va bajando más, ayer (el domingo) parecía el día de finaos, pero no fue que vino tanta gente, porque aquí abundaba gente en los años de Balaguer, que había mucho dinero en la calle, ahora no hay dinero en la calle”, aseguró David Ovalle, quien lleva 24 años ofreciendo su servicio en el cementerio Cristo Redentor.

Miguel es otro trabajador del cementerio Cristo Redentor, y dice que ha habido un poquito más de gente que el día anterior, pero mucho menos que el pasado año. El no sabe explicar por qué.

En el camposanto de la avenida Máximo Gómez hubo más movimiento, pero menos que en el 2014, según visitantes.

Aquí la principal queja era que parientes de los fallecidos encontraron sus tumbas profanadas.

Una señora insistía en que la prensa fuera a ver la tumba de su hijo que fue violada, y lo que más lamenta es que su hijo supuestamente fue asesinado y los medios de comunicación no se hicieron eco.

El padre Wilfredo Montaño, párroco de Capotillo ofició una misa a la entrada del Cementerio, y al final calificó de lamentable que desaprensivos profanen las tumbas para llevarse metales de los ataúdes y las varillas de las losas, dejando los cadáveres a la intemperie. Criticó el abandono de algunos cementerios por parte de las autoridades.

“Las autoridades tienen que ponerle ojo a los cementerios, porque desde la entrada veo que hace falta la mano humana, rehabilitar para que la gente que viene aquí sienta que este es un lugar de todos”.

El cementerio Parque del Prado, celebró una misa en honor a los fieles difuntos a la que asistieron familiares de los fallecidos.

Cabildo regaló agua a visitantes
En la entrada de los cementerios del Distrito Nacional y, por disposición del alcalde Roberto Salcedo, se les ofrecía botellitas de agua para tomar a los visitantes.

También fueron colocadas carpas para que los visitantes se protegieran del sol o las lluvias, pero pocos ciudadanos las usaron, debido a la reducida asistencia.

De igual modo fueron colocados letreros con una foto del alcalde Roberto Salcedo con el letrero: “Trabajamos por lo mejor que tiene la ciudad, su gente”.

-Enfrentarán desaprensivos y retirarán la maleza-

El cabildo del Distrito Nacional dispuso un aumento de la vigilancia en el cementerio de la avenida Máximo Gómez, para evitar que desaprensivos profanen las tumbas.

En la actualidad, sólo cinco policías municipales están encargados de vigilar el cementerio, y aunque las autoridades prometieron aumentarlos no se informó en cuántos.

Omar Liriano, relacionista público del cabildo, dijo que se hacen ingentes esfuerzos en el rescate del acceso a los cementerios. Destacó que ya se hizo un trabajo en el de Cristo Rey, y se sigue haciendo en los demás.

En Santo Domingo Este, el director de Gestión Ambiental, Juan Pérez, reconoció que no todo el cementerio está limpio, que hay maleza en la parte de atrás, pero que lo que más necesitan es tiempo.

En cambio, Vinicio Matos, director de Ingeniería y Obras del cabildo, dijo que algunas de las calles están en malas condiciones por falta de recursos porque esas obras deben estar contempladas en el presupuesto.


De: Diario Libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario