miércoles, 17 de febrero de 2016

Viajes ilegales: una aventura peligrosa



Santo Domingo. 17/02/16. “¿Estará vivo o estará muerto?, ¿Podré volverlo a ver?”, es el dilema en el que hoy se encuentran los familiares de las más de 15 personas que están desaparecidas luego de que zozobrara la embarcación en que viajaban ilegalmente hacia Puerto Rico.

El reciente naufragio ha puesto al descubierto que como en años anteriores los dominicanos continúan de forma constante intentado salir ilegalmente del país, haciendo caso omiso a la peligrosidad de la travesía.

Se trata de un trayecto incierto, en el que el pasajero paga sumas que van desde los RD$20 mil hasta los RD$300 mil para embarcarse en una aventura que, contrario a su objetivo, por lo regular se convierte en un boleto a la muerte.

Solo entre el pasado domingo y la tarde del lunes la Armada reportó que detuvo a 69 personas que arriesgaban la vida intentando salir del país de forma ilegal con rumbo a Puerto Rico. Entre los arrestados había tres nacionales hindúes.

“Las personas que se aventuran a cruzar las 60 millas náuticas (111 kilómetros) entre Puerto Rico y República Dominicana, abordando una embarcación rústica e inadecuada, ponen en peligro no solo su vida, sino la de servidores del orden público con la misión de rescatarles”, advirtió en 2012 el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos.

La advertencia fue hecha por el organismo extranjero a los dominicanos ante la muerte de 56 personas de 70 que se aventuraron a realizar este viaje en “busca de una mejor vida”.

Entre los años 2013 y 2015 las autoridades reportaron el arresto de 5,182 indocumentados en esta peligrosa práctica, es decir, un promedio de 144 personas que mensualmente intentaron viajar a Puerto Rico utilizando embarcaciones artesanales.

De esos tres años, 2013 reportó mayor actividad, con 2,619 indocumentados retenidos, siendo cerca del 50% nacionales del vecino país.

Aparte de los haitianos, entre los extranjeros que más intentan viajar ilegalmente partiendo desde República Dominicana están los cubanos, hindúes y brasileños.

Durante 2015 fueron apresadas 971 personas en 124 embarcaciones que fueron retenidas.

Aunque no se tienen estadísticas certeras, un porcentaje muy alto de quienes realizan la travesía no vive para contarlo, mientras que otros son burlados por los organizadores de viajes, ya que terminan siendo víctimas de los contrabandistas de sustancias prohibidas.

“Los peligros del viaje se resumen en tres potenciales desenlaces: la victimización de indocumentados por parte de organizaciones contrabandistas, el inconveniente de un encausamiento criminal y la pérdida de vida en el mar”, considera el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos.

La actual gestión que se encuentra al frente de la Armada desde agosto de 2014 hasta el 26 de enero de este año tiene en sus estadísticas el sometimiento a la Justicia de 97 capitanes u organizadores de viajes.

De esa cantidad a 43 le dictaron prisión preventiva, mientras que otros fueron favorecidos con garantía económica, presentación periódica y libertad pura y simple.

Los individuos han sido procesados por violación a laLey 137-03 sobre Tráfico Ilícito y Trata de Personas. Ante la tragedia reciente, de la que se desconoce del paradero de más de 15 personas, la Armada exhortó a la ciudadanía “a no dejarse engañar por las personas que organizan viajes ilegales, porque esto solo lleva luto y tristeza a la familia dominicana”.

Aún no hay rastro náufragos desaparecidos

Hasta el momento las autoridades no tienen rastro de las más de 15 personas que están desaparecidas luego de que la embarcación en que viajaban ilegalmente hacia Puerto Rico zozobrara el pasado jueves tras salir de la playa de Guayacanes, San Pedro de Macorís.

La Armada no ha ofrecido información sobre si ha encontrado algún viajero con vida, mucho menos de posibles cadáveres.

Hoy los indocumentados cumplen nueve días luego de que zarparon de la referida playa en busca de “una mejor vida” para ellos y sus parientes, quienes mantienen la esperanza de encontrarlos con vida.

Entre los desaparecidos hay personas oriundas de San Pedro, Santo Domingo, Nagua y otras localidades.




De: El Dia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario