viernes, 3 de junio de 2016

Domingo Polanco no logró su sueño de ser cirujano plástico



Santo Domingo. 03/06/16. Domingo Antonio Polanco, muerto en un accidente al precipitarse una jeepeta en el mar Caribe, era un orgullo para sus familiares y sus vecinos que lo veían como el muchacho ejemplar que cualquier padre desearía tener.

A sus 23 años ya se había graduado de Medicina en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, estaba realizando su pasantía en el área sanitaria de la cárcel de Baní y junto a su padre estaba en trámites de papeleos para viajar hacia Alemania donde realizaría una especialidad en cirugía plástica.

Precisamente ayer, cuenta su papá Domingo Polanco, iban para la embajada a averiguar los requisitos para obtener la visa.

Los padres, familiares y amigos nunca se imaginaron que hoy estarían frente a la dura realidad de tener que sepultar al joven, quien falleció la madrugada de ayer cuando el vehículo en que viajaba con tres amigos se accidentó en el malecón cayendo al mar.

Padre narra sobre salida

“Realmente yo no sabía que iba a salir, porque ya nos íbamos a acostar; él me dijo que se iba a acostar y vino un amigo a buscarlo, él estaba en pantalones cortos ya acostado, yo le dije: para dónde vas; él me dijo, a saludar un amigo que llegó de Nueva York. No sabía que iba a salir.

Cuando me levanté como a las tres de la mañana que entro a la habitación de él, no está ahí. Fue cuando me di cuenta que no estaba en la casa”, relató el padre Domingo Polanco quien tiene más de 20 años laborando como árbitro de béisbol profesional en la liga dominicana.

Fueron los amigos que sobrevivieron al accidente quienes avisaron de la tragedia a los padres. El joven médico de 24 años era el segundo de tres hermanos.

Sus únicos “vicios”, nos cuenta su papá, eran montar skateboard y asistir al gimnasio, a lo que dedicaba parte de su tiempo libre.

El hecho ha conmovido a los vecinos de la manzana 12 de La Caoba.

Causa del trágico accidente

Los jóvenes a los que Domingo acompañaba se niegan a explicar cómo sucedió el trágico hecho que le costó la vida a su amigo, pero familiares y vecinos afirman que el accidente fue provocado por un taxista que supuestamente se les cruzó en la vía.

Los lesionados son Junior Bidó, Justo Elvis Hernández y Edward Ranfis Martínez. Todos viajaban en una jeepeta Ssangyong color gris.

El vehículo accidentado era conducido por Junior Bidó y transitaba en dirección oeste-este por el Malecón, en horas de la madrugada, cuando ocurrió el accidente mortal.



De: El Dia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario