lunes, 8 de agosto de 2016

“La llamada vida alegre es una vida muy triste”



Santo Domingo. 08/08/16. Que Haina sea elevado a provincia, que tenga energía 24 horas y reciba el 2 % de lo que generan las industrias radicadas allí, son algunas de las iniciativas que trabajará la electa diputada por el Partido Revolucionario Moderno, Jacqueline Montero, al ocupar su curul después del 16 de agosto.

Lamentó que siendo Haina un municipio tan productivo, tenga tantas personas viviendo en condiciones deplorables y cuando una mujer necesita poner una denuncia o parir, tenga que ir a San Cristóbal, “muriendo ella o la criatura en el camino” en muchas ocasiones. “Quiero que Haina sea provincia.

Tenemos muchos problemas, pero Haina también tiene el nivel territorial, la cantidad de habitantes, y todo lo necesario para ser provincia, solo falta que se apruebe esa ley y por eso vamos a luchar porque la idea es que Haina mejore”, dijo.

Montero también promete someter, con modificaciones, el proyecto de ley que crearía una zona de tolerancia para la prostitución, pero haciendo la salvedad de que “en vez de zona rosa, lo que las mujeres trabajadoras sexuales necesitan son centros de capacitación para poder dejar esa vida; guardería para sus hijos y hospitales para realizarse sus chequeos médicos”.

Asimismo apoyará y motivará el anteproyecto de ley de igualdad y no discriminación , que someterá el Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida) al Congreso Nacional.

Atención a mujeres

Montero, quien preside el Movimiento de Mujeres Unidas (Modemu), informó que el 5 % de las 6,600 trabajadoras sexuales miembros de ese organismo padecen del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), mientras el 80 % son adictas a drogas como cocaína y mariguana.

“Es algo terrible, pero trabajamos con amor. El Gobierno no hace nada por ayudarlas, porque nada más quiere acompañarnos para que les demos los votos”, se lamentó Montero.

Explicó que el país está a punto de perder la ayuda internacional que recibe del Fondo Mundial de Lucha contra el VIH/Sida, para comprar las medicinas a esos pacientes, porque el Gobierno no ha cumplido con el acuerdo de cubrir el 60 % de los gastos.

“Se hizo un acuerdo entre el Fondo Mundial y el Estado de que el 60 % lo va a cubrir el G obierno y ellos el 40%, hasta este momento estamos luchando para que el Estado cumpla con su 60. Está poniendo parte, está entrando en el juego, pero no es completo, eso está obligando al fondo a retirarse”, dijo.

Confía, sin embargo, que con el inicio del nuevo gobierno vengan cambios y ya como diputada pueda reunirse con las autoridades encargadas de ese tema para solicitar ayuda.

Explicó que en República Dominicana hay registradas 200 mil trabajadoras sexuales y que desde Modemu trabajan con el programa “Reducción de daños” para minimizar el consumo de cocaína en esas mujeres y que gracias a esas charlas se han reducido las enfermedades de transmisión sexual.

“Estamos insistiendo en la capacitación y vamos a dar charlas a los negocios, haciendo hincapiés en la reducción de daños en cuanto a las drogas, porque es el mayor problema que tenemos ahora”, afirma.

“Los que creen que las trabajadoras sexuales tienen una vida alegre, hay que desmontarles esa idea, porque es una vida muy triste, porque nadie quiere estar con un desconocido o una persona que no le guste”, dijo Montero.

Un relleno sanitario, pero para Haina

La regidora Jacqueline Montero está de acuerdo con la construcción del controvertido proyecto de relleno sanitario en el sector El Naranjal, de Haina.

Considera que es positivo, pero para echar la basura que produce ese municipio y no la del país. “Yo no estoy de acuerdo en que se haga para llevar la basura de todo el país.

Ahora, si es para la de Haina, yo sí estoy de acuerdo, porque hay que buscar soluciones; pero la basura de mi casa la resuelvo yo, pero no puedo hacerlo con la de los vecinos”, consideró.

Dijo que es urgente buscar una solución a los desperdicios de Haina, porque muchas personas de la zona sufren problemas respiratorios por el cúmulo de basura y la contaminación.

“Yo sufro de asma y tuve que mudarme en El Carril porque vivía grave, sin poder respirar”, dijo Montero.

Consideró que el relleno es una buena solución, pero no para llevar basura que produzca más contaminación de acuíferos y de los suelos, en vez de promover una solución para uno de los municipios más contaminados del mundo.
“A nosotros van a tener que matarnos para que aceptemos que echen la basura de otros sitios en Haina”, afirmó.

El relleno sanitario obedece a una política de Medio Ambiente para sustituir los vertederos.




De: El Dia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario