miércoles, 10 de agosto de 2016

NORCOREANO GANA MEDALLA DE PLATA Y LLORA POR QUE SERA EJECUTADO EN SU PAIS!!



Juegos Olimpicos. Brasil. 10/08/16. Om Yun, el medallista olímpico que hace cuatro años se llevara la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres, rompió en llanto tras concluir su competencia en Río 2016, pues está vez la historia, para él ,es diferente al ganar la medalla de plata.

El atleta dijo que al regresar a su país sabe que será ejecutado por haber deshonrado a su pueblo y que el líder Kim Jong-Un, dará la orden para que sus guardias lo asesinen por no haber representado dignamente a su país.

“Se que no podré volver a competir nunca más, pues he deshonrado a mi pueblo y avergonzado a mi líder, estoy seguro que al regresar a mi país el líder supremo Kim Jong-Un, militar y político norcoreano, considerado por un gran número de países, organizaciones y medios de comunicación del mundo como un dictador, dará la orden a su guardia personal de asesinarme por no haber representado dignamente Corea del Norte, y no le temo a la muerte, estoy convencido que es la única forma de pagar mi gratitud”.

El medallista fue desbancado por el chino Long Quingquan, quien no sólo se llevó la medalla de oro, sino que además rompió un récord a nivel mundial.

La situación de los derechos humanos en Corea del Norte no es fácilmente definible debido a la naturaleza secretista y cerrada del país.

El gobierno norcoreano impone fuertes restricciones a la entrada de extranjeros y supervisa de modo estricto sus actividades. Los observadores y las agencias solidarias son sujetos a vigilancia y excluidos de ciertos lugares y regiones.

Las organizaciones internacionales estiman la situación norcoreana en una única categoría1 sin incorporarla en la investigación del mundo.

En voz de los derechos humanos. Aunque los derechos de su gente se marcaron en la constitución norcoreana, prácticamente no hay derecho de hablar de lo que significa solamente la transmisión nacional que se ha operado por el gobierno.

Según los testimonios de los desertores, el número de prisioneros es aproximadamente 300,000–325,000 en varias prisiones que mantienen sus obras de los criminales políticos, trabajos forzados, inmensas torturas y exclusión, los presos no deberán abandonar jamás su deber, de ser así tienen como obligación ser devorados por algunas especies de los pocos animales que hay. Los animales que no puedan usarse para cumplir condenas serán ejecutados o debido a la desequilibrada proporción de comida en la sociedad, morírian de hambre como muchas personas del país.




De: Que bestia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario