martes, 15 de noviembre de 2016

El mundo bajo el embrujo de la superluna



Santo Domingo. 15/11/16. De Filipinas a Chile, las espectaculares imágenes de la superluna se multiplicaron este lunes en las redes sociales y en todos los medios de comunicación, tomadas por profesionales o por aficionados, todos seducidos por el embrujo de la más grande y brillante luna que se verá en casi un siglo.

Una luna que torna del naranja al amarillo tras la nave Soyuz MS-03, ya lista para ser lanzada desde el Cosmódromo de Baikonur (Kazajistán), junto al castillo de Karserburg en Nüremberg (Alemania) en una imagen de cuento, o sobre la pagoda Uppatasanti de Naipyido (Birmania). Son algunas de las fotografías más impactantes que ha dejado esta jornada.

Un día en el que la luna se ha acercado tanto a la Tierra -apenas a 356.500 kilómetros- que se veía un 14 % más grande y un 30% más luminosa, aunque no desde todos los puntos del planeta se veía igual.

En Australia y Nueva Zelanda por ejemplo, se esperaban algunos de los mejores avistamientos, pero aunque ha habido bonitas imágenes desde Brisbane o desde el puerto de Sídney, las nubes ocultaron las mejores perspectivas.

Filipinas, que se encuentra en el final de su temporada de tifones, tuvo más suerte y las condiciones fueron mucho más favorables para contemplar la superluna, mientras que en Tailandia el fenómeno se compaginó con la vigilia organizada por la muerte del rey Bhumibol Adulyadej, quien falleció el 13 de octubre de 2016.

Desde el este llegaban las primeras imágenes de la superluna, que exhibe su mejor cara en el momento en que empieza a salir, lo que aumentó durante la jornada las ganas de contemplar un fenómeno que no tenía estas características desde 1948 y que no volverá a repetirse hasta el 25 de noviembre de 2034, según datos de la agencia espacial estadounidense (NASA).

Según avanzaba la jornada, los grupos de gente para contemplar la superluna se iban congregando alrededor de puntos emblemáticos. La Torre Eiffel en París, la Torre Vasco da Gama en Lisboa, la Costanera de Asunción, el Cerro de Santa Ana en Quito o el parque Puesta del Sol de Sao Paulo fueron algunos, además de observatorios como el Wilhelm-Foster de Berlín, o el Planetario de Buenos Aires.

Porque el protagonismo ha sido sin duda de los ciudadanos de a pie, que no dejaron de subir imágenes a Twitter o a Instagram mostrando cómo se veía la superluna desde todos los rincones del mundo.

Eso ha permitido contemplar la belleza del único satélite natural de la Tierra sobre la ciudad palestina de Nablus, entre los edificios de Fráncfort (Alemania), sobre el templo de Boudha en Katmandú o iluminando el minarete de una mezquita de Kuwait.

Un avión se empequeñecía y apenas parecía un juguete al atravesar la enorme luna sobre el cielo de Hong Kong y la superluna sobre el Shwedagon de Rangún ofrecía algunas de las imágenes más poéticas de esta jornada lunar junto a la mil veces repetida en las redes de la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén.

Desde el domingo empezaron también a circular imágenes que no podían faltar a la cita, como la Estatua de la Libertad de Nueva York, el Empire State o el Capitolio, que enmarcaban a la superluna en espectaculares fotografías, aunque desde Estados Unidos la mayor belleza la disfrutaron los que pudieron verla en el desierto de Utah, donde aparecía con unos intensos amarillos y naranjas que dejaban sin palabras.

Más de un millón de imágenes han sido subidas a Instagram desde ayer con la superluna como protagonista, lo que ha permitido ver árboles que parecen flotar en la luna, pirámides de Egipto que la ocultan o cielos nubosos que ofrecen imágenes entre oníricas y fantasmagóricas.

Aunque la elegida por la NASA como la mejor del día es una de las decenas tomadas en Baikonur, con la Soyuz en primer plano y la superluna de fondo, contemplando una nave que será lanzada el próximo jueves con destino a la Estación Espacial Internacional.

Y mientras era ‘trending tópic’ en Twitter en diversos idiomas, quienes se la hayan perdido este lunes, aún tienen una oportunidad de disfrutar el espectáculo.

Porque esta es la segunda de las tres superlunas seguidas que se podrán ver, por lo que en un mes exactamente, el 14 de diciembre, se podrá observar la tercera y última superluna de 2016. Y si no, solo queda esperar hasta 2034.







De: Diario Libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario