sábado, 27 de enero de 2018

Familia compartía la cena cuando casa se derrumbó y mató a mujer y dos niñas

Santo Domingo.  27/01/18. La familia de la que una mujer y sus dos hijas resultaron muertas por un alud de que derribó su vivienda la noche del pasado jueves en el barrio El Palmar de Herrera se aprestaban a consumir su cena cuando fueron sorprendidos por el deslizamiento.

En el derrumbe ocurrido alrededor de las 9:30 p.m. y que derribó la humilde vivienda construida de madera y zinc, ubicada en la calle Hortaliza del citado barrio, perecieron Danilsa Peña Matos, de 30 años, y sus hijas Franyeli Félix Peñas, de siete y Yerlin Reyes Peña, de ocho.

En la vivienda también se encontraban Mélida Matos, madre y abuela de las víctimas y el sargento del Ejército, Franyeris Félix Peña, esposo y padre de las fallecidas y Franyi Félix, de dos años, hijo y hermano de las fallecidas, quienes salvaron sus vidas milagrosamente y resultaron con heridas leves.

Según contó Mélida Matos, en el sector llovía desde temprano, como en los últimos días, y mientras Danilsa se encontraba en la única habitación de la residencia, junto a Franyeli y Yerlin y Franyeris daba de cenar a Franyi, cuando escucharon un ruido proveniente de la barranca al pie de la cual fue edificada la humilde vivienda de zinc y madera.

Mélida Matos narró entre llantos que “la hija mía (Danilsa) estaba sentada en el borde de la cama, hablando con su esposo (Franyer). Él estaba sentado en una cubeta y yo le estaba haciendo un locrio a mis nietecitas. Yo cogí al niño (Franyis) y le dije a Franyer, déjame darle su cena. Él se sentó en una silla a comérsela. Cuando vino el derrumbe y me empujó para afuera y me golpeé con el cemento en la frente”.

Quería ser enfermera

Danilsa Matos, quien laboraba en el departamento de Servicios generales de la Defensa Civil, había terminado su educación secundaria, y tenía como meta ingresar a una universidad a estudiar enfermería, según relató su progenitora.

Llanto en Herrera

En la calle La Hortaliza de El Palmar en Herrera, las muestras de dolor y consternación eran evidentes entre todos los vecinos, que se convirtieron en los primeros rescatistas de la familia afectada por el derrumbe. Las muestras de dolor se manifestaron con más intensidad pasadas las 10:00 a.m. cuando los cuerpos de las tres víctimas fueron llevados al sector y se procedió a su velatorio en un billar contiguo a la vivienda que habitaban. Las tres serán sepultadas hoy en su pueblo natal, el distrito municipal Cristóbal, de la provincia Independencia.

Zona peligrosa

La zona donde se produjo el derrumbe es el pie de una ladera, la cual nivelaron para construir viviendas y en el lugar en ocasiones se habían hecho aprestos de desalojo que no se materializaron.

De: Diario Libre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario